Desde el primer momento, Mario y Rocio nos cautivaron con su amabilidad, sencillez y naturalidad con la que nos recibieron.
Nos enamoramos de ellos, su  boda  llena de Familia y de la idea de saber que estaríamos rodeados de niños, de sus peques ,un día para disfrutar en Familia y tanto que disfrutamos!! Estuvimos  con ellos en todo momento  y se nos pasó volando, por algo seria!!.

Gracias  a Rocio y a Mario, por esta Boda tan fantástica.